miércoles, 31 de octubre de 2012

CLARÍN: "PARA EL INDEC, BAJÓ LA CONSTRUCCIÓN"

No tenemos para sustos. Desde que la maléfica Ley de Medios amenaza con hacer desaparecer a Clarín junto a la substancial revista que trae los domingos y los avisos clasificados, ese multimedio no cesa en su tarea de deconstruir hebra por hebra, átomo por átomo, el relato kirchnerista.

Ahora mismo está anunciando, a las 9 menos cuarto, que, continuando con su costumbre de mentirnos en nuestras narices, y sobre todo en las narices de los bonistas defaulteados, para el indec bajó la construcción (sic).
Cuando todo el mundo, empezando por Clarín y continuando con todos los argentinos seguidores de Sri Sri Ravi Shankar, sabe que es al revés. ¿Dónde iremos a parar si se apaga Balderrama?
No sabemos como tomará "el Congreso" la noticia. Quizás la explique por las duras internas que sacuden al gobierno, a la mano negra de La Cámpora, o al terror que produce la cercanía con el 8N. 
"El Congreso" es una columna de humor gráfico que suele formar parte de la portada de Clarín y La Nación en la última semana o la primera de cada mes. Se destacan como solitarios guionistas los legisladores Eduardo Amadeo y Patricia Bullrich, quienes alimentan las esperanzas y el buen humor de los argentinos duplicando la inflación oficial con un dibujo que ya explicaba Arturo Jauretche, (como puede leerse en esta página entrerriana), y también conocido, en el barrio, como "índice persicola". Amadeo y Bullrich, entre ambos, suman casi 10 seguidores a ojo de buen cubero.

Arturo Jauretche narraba una anécdota de Manuel Ortiz Pereyra, en que a los chacareros en un pueblo bonaerense un almacenero italiano les anotaba en su libreta, entre otros artículos comprados, la venta de tantos pesos en concepto de «Persicola». Uno de ellos preguntó a Ortiz Pereyra, al cabo de años de pagar la Persicola, qué producto podía ser ése, ya que él no tomaba gaseosas. El abogado averiguó y ante su asombro el comerciante dijo: «–Ma, eso va per si cola. Si non cola, non va».

El índice "persicola" de "El Congreso" da letra a economistas, comentaristas, cosólogos y humoristas de la tele, y tira invariablemente hacia abajo los rasgos de la cara de Nelson Castro, cuya expresión pesimista no parece originarse tanto en las mentirosas cifras del Indec como en la abundancia de espejos que deben poblar su domicilio.
Si a la vez la tarea épica de Daniel Gvirtz y los panelistas de 678 consiste en deconstruir el relato de la corpo mediática, hoy a las 20 hs, por el canal 7, sabremos por qué y cómo la construcción en Argentina, como siempre, la rompe.
Vivimos deconstruyendo relatos.


  



Archivo del blog