jueves, 12 de agosto de 2010

A los judíos los quiero un poco

Ayer, en su cuenta de Twitter, el cosólogo Alejandro Rozitchner escribió:

El muchacho chino que murió durante el derrumbe me dio mucha pena, me hizo dar cuenta que a los chinos los quiero un poco.

La cita erudita en Twitter me hizo recordar que yo no tengo nada contra los chinos, y menos todavía contra los judíos. No digo que tenga amigos chinos, porque no los entiendo nada y para colmo comen soja, pero sí tengo un amigo judío: Alejandro Rozitchner.
Fíjense en esa cara de amargura:


Como Macri, Alejandro tiene una eterna controversia con su padre León. Y les voy a explicar el por qué de ese rictus amargo, como si siempre estuviera oliendo mierda.

León, el padre, le ganaba todas las minas a Alejandro, el hijo. Muchos años de psicoanálisis no le han servido a ese boludo con título para superarlo.
Igual es mi amigo, mi único amigo judío.




6 comentarios:

Nando Bonatto dijo...

Un judio racista al mejor estilo
de los racistas que gobiernan el Estado de Israel en este momento

Unfor dijo...

Este pelotudo a cuerda cuando trabajaba de ladero de Grondona; les decía a los entrevistados que argumentaban en contra:
- "Porque fulano, lo ataca así a Mariano"?
con voz de compungido.

Javier dijo...

Yo siempre me pregunté que dice Leon , la verdad debe ser duro ver que su hijo sea tan pelotudo .

Un abrazo

Ricardo dijo...

Amén de que sea judío, musulmán o hincha de Claypole, lo que dijo es de un racismo xenófobo tan grande...
Y para colmo en medio de una tragedia que afecta aún más que la causa de las escuchas a su jefe político.
Rozitchner también merecería ser eyectado de una patada en toor como Ríos, el que estaba votando en Boca.
Es tal la omnipotencia, la impunidad con la que creen contar, que es absolutamente ponográfico.

sólo se trata de vivir dijo...

para mí el tema con el padre y las mujeres puede ser o no relevante hasta ahí nomás... análogamente el caso de José y su padre Mauricio Abadi, sin embargo el hijo pudo eclipsar al padre en humanidad y sensibilidad, como persona y psicoanalista. El caso de Alejandro Rozitchner tendría que ver más bien con una pelotudez extrema o bien de un trastorno histriónico de personalidad

Jorge Devincenzi dijo...

"Solo se trata...". No me va a comparar a los Abadi con Rozitchner padre. Un poco más de seriedad!

Archivo del blog