sábado, 14 de agosto de 2010

Argentina según Gini

Leemos en el Libro Gordo de Petete que "el Coeficiente de Gini es una medida de la desigualdad ideada por el estadístico italiano Corrado Gini. Normalmente se utiliza para medir la desigualdad en los ingresos, pero puede utilizarse para medir cualquier forma de distribución desigual. El coeficiente de Gini es un número entre 0 y 1, en donde 0 se corresponde con la perfecta igualdad (todos tienen los mismos ingresos) y 1 se corresponde con la perfecta desigualdad (una persona tiene todos los ingresos y los demás ninguno). El índice de Gini es el coeficiente de Gini expresado en porcentaje, y es igual al coeficiente de Gini multiplicado por 100.Aunque el coeficiente de Gini se utiliza sobre todo para medir la desigualdad en los ingresos, también puede utilizarse para medir la desigualdad en la riqueza".


El Gini actualizado a 2009 muestra este panorama mundial, del que pueden desprenderse algunas conclusiones provisorias:
No es posible entender a Gini sin la curva de Lorenz, pero no encontré todavía una actualizada al 2009 y además confiable: en cuanto la tenga, la subo. La famosa curva explica en una imagen bastante clara, la distribución real del ingreso comparada con una distribución ideal.
Como se ve en la colorida fotografía de arriba, la desigualdad en Argentina es similar a la de países como EEUU, México, China, etc., lo cual puede decir mucho y también nada. Y es menor a la de Brasil, Sudáfrica, Bolivia, etc. La limitación de estos índices es que países norafricanos de probada inviabilidad, están más adelante simplemente porque son tan pobres y su PBI es tan bajo, que lucen casi como sociedades ideales en la miseria.
Sudáfrica, presentada como paraíso durante el Mundial, es bastante más desigual que Argentina. Como posteamos en su momento, la sede del último espectáculo futbolístico ha avanzado en el aparheid en cuanto a que ahora en el poder político aparecen las mayorías negras, pero cristalizando las diferencias sociales. Casualmente, los blancos siguen siendo ricos y los negros, pobres. Ahora pueden viajar en el mismo tren, pero casi todos los blancos tienen automóvil. Además, no hay escuelas públicas sostenidas por el Estado (para los negros, claro) y sí un sistema escolar financiado por ong's.
Sudáfrica es un paraíso, pero para los represores de la marina argentina que encontraron allí (comenzando por el almirante Chamorro, siguiendo con Palleros y otro centenar) su "lugar en el mundo". Es el paraíso del tráfico de armas, a ver si soy claro.
También es el paraíso de los safaris que aquí practicaban Martínez de Hoz y Alberto Kohan.
Suecia, el país más equitativo. Nada nuevo, en fin.

7 comentarios:

Unfor dijo...

Lo de Suecia me queda más que claro. Tan bajo está Bolivia todavía?
Es como vos decís, no está claro ésto debería acompañarse de un análisis y al debate...

Estamos bien en el continente, pero superados por Uruguay, Colombia y una de las Guayanas?

Unfor dijo...

Pará, pará; la India es mas igualitario que Argentina ?!
Mongolia, Kazadjistán están tan bien?

Jorge Devincenzi dijo...

eso te da la pauta del límite mayúsculo del Gini, pero de todos modos marca algo.

Javier dijo...

Como se ve claro que Canada , Holanda o. Dinamarca o Suecia son los paises a los que debemos parecernos . Ahora eso de que latinoamerica era el continente mas ijusto no se ve tanto , se ve que en promedio hoy Africa es mas injusto .

Un abrazo

Jorge Devincenzi dijo...

gran parte de África en realidad ya no existe

Jorge Devincenzi dijo...

Y que Brasil sea mas inequitativo... Un gran porcentaje de las grandes empresas localizadas en Arg son de propiedad brasileña. A veces dudo si debería ganar la candidata de Lula

MC. Operador Visceral dijo...

Las estadísticas simpre son engañosas y dije SIEMPRE. En todo caso sirven unicamente de guía para aquellos que las comprenden cabalmente en la esencia de sus artificiales simplificaciones y luego las utilizan con las insalvables salvedades de cada caso. Su consumo sin la cuidadosda recomendación de los especialistas es contraindicado y pueden causar severos e irreparables daños a la opinión pública.

Archivo del blog