martes, 24 de mayo de 2011

Estoy hasta aquí del caso García Belsunce



Está probado que la gente con doble apellido, o con uno solo pero de prosapia, no actúa como la mayoría. Por eso son minoría.
No son toscos, incultos, ni vulgares.
Por ejemplo: los familiares de María Marta García Belsunce explican los cinco disparos en la cabeza argumentando que la víctima era "torpe". Pero como son minoría, la torpeza de los García Belsunce es muy diferente de la que padece el que esto escribe, o de la que padecería cualquiera de los lectores.
En efecto, el autor suele llevarse por delante la comida del gato cuando se levanta medio dormido, lo que provoca el justo reclamo de su compañera (la del autor, no la del gato):

- Sos torpe como todos los hombres.
- Eso, porque soy vulgar y no me apellido García Belsunce- respondo, mientras levanto con el escobillón los pellets made in China con olor a pescado.

La de los vecinos ricos y famosos del country Carmel es una torpeza culta, privilegiada y exótica que envidiamos con nuestra peor envidia, porque, en efecto, la víctima no se resbaló descalza en el baño, como suele suceder con los torpes vulgares, sino calzada con zapatillas deportivas provistas de suela antideslizante y probablemente de primera marca.
Y no solo eso.
Para pior, luego de golpear la cabeza contra la manija de la canilla, se incorporó y volvió a resbalarse otras cuatro veces, con un impulso mayor en cada resbalón, pero con una precisión tal que los cinco golpes se produjeron en el mismo lugar del cráneo.
Y la torpeza única y culta no termina allí: en las personas comunes, una tal caída suele tener como resultado la aparición de un chichón que se cura con hielo u otros remedios caseros.
Cuando se caen los pitucos, por el contrario, el golpe del cráneo contra la canilla (en el supuesto de que ese artefacto posea salientes) provoca pérdida de masa encefálica, lo que probaría que la gente con apellido de prosapia (esa que participó en el ministerio de Economía con don José Alfredo Martínez de Hoz) tiene huesos un poco demasiado débiles o padece falta congénita de calcio.
Otra de las comprobaciones sobre el crimen es que los García Belsunce padecían una generalizada obsesión por la limpieza y el lavado, incluso de dinero, incluso del dinero de los hermanos Rohm (Banco General de Negocios). Y no sería nada raro que Missing Children (por qué no "Chicos Perdidos", eh?) funcione dentro de este circuito de obsesión por el blanqueo. La ropa puede ser blanqueada con lavandina, las paredes con cal y el dinero se blanquea preferentemente mediante fundaciones. Y si no, vean qué es eso de la Fundación Pensar (Pensar en Socma).

Para mejor entender, pego aquí abajo la nota que el amigo Teodoro Boot escribió sobre el tema en diciembre de 2002, cuando el aburrimiento del verano no da para otra cosa:

Un pituco encontró un pituto

                                
Teodoro Boot



El culebrón en el que una ambiciosa enfermera devenida en zarina de los mass media birla la herencia a la princesa y se apropia de un diario y de dos huerfanitos, presuntamente hijos de desaparecidos, con la complicidad de políticos bribones y militares ávidos de dinero y poder, dejó paso a otra telenovela, no menos impactante: una aristocrática mujer es asesinada en un club de campo privado y sus familiares se confabulan para borrar las huellas del crimen y hacerlo pasar por accidente.


Es lógico: en la primera no hay escenas de lesbianismo. Y el hermano de la oligarca asesinada es periodista, pero no tiene un diario, radios y un par de canales de televisión.


Además, esta historia posee todo lo necesario para atrapar a la audiencia, desde las relaciones non sanctas, las obras de caridad, la complicidad con el poder, la prosapia de sus protagonistas y el cretinismo que las clases bajas suelen atribuir a los aristócratas, de la que Horacio García Belsunce —el hermano-periodista— hace alarde hasta convertirlo en jactancia. Cualquiera que haya tenido el suficiente nivel de obnubilación alcohólica, sentido del humor o curiosidad entomológica como para detenerse en su programa emitido por el canal de cable P&E, pudo comprobar que su composición de cajetilla indignado es graciosísima, aunque tal vez muy pocos advirtieron que era en serio.


Era en serio.


Según su relato, enviado al diario La Nación, los tres de los cinco agujeros detectados por los médicos en el cráneo de su hermana María Marta coincidían con los tres grifos de la ducha, de lo que algún distraído podría deducir que o bien los aristócratas tienen la cabeza muy grande o las manos muy chiquitas.


No satisfecho con esto, en la misma carta aunque a tres párrafos de distancia, el buen Horacio declara que su hermana yacía entre el cuarto de baño y el pasillo. Y vestida, detalle de savour faire que confundirá todavía más a la pobre doña Rosa, ya embrutecida por las monsergas psicóticas de Bernardo Neustadt, que de ahora en adelante tomará su ducha vestida, tal como parecen hacerlo las aristócratas.


Desde luego, el relato de Horacio no tiene ni pie ni cabeza, comenzando por su demora de dos horas en llegar al country, transcurridas en espera de que su esposa regresara con el auto y se diera una ducha (a juzgar por la costumbre familiar, no debió demorarla gran cosa), cuando le hubiera bastado con llamar a un remise o salir a la calle e, imitando a su amigo Juan Martín, levantar el brazo derecho, aunque sin decir "heil" sino "taxi", y terminando con la historia del "pituto" que encontró debajo del cuerpo de María Marta.


En la jerga de las clases altas, por "pituto" se conoce a los soportes de los estantes, por lo general de bronce, cuyo extremo cilíndrico se introduce en unos agujeritos a tal efecto dispuestos por los carpinteros. Al verlo debajo del cadáver y puesto que antes de convertirse en tal, María Marta se estaba bañando, a los familiares no les cupo la menor duda: era un "pituto". Lo que nos hace entrever otra inquietante revelación: los aristócratas se duchan en el closet.


Esto, por supuesto, no les impide resbalar y golpearse la nuca contra los grifos de la bañera, para finalmente desplomarse varios metros más allá. Y vestidos.


Los aristócratas parecen tener conductas excéntricas. Si encuentran un "pituto" caído en desgracia, vale decir, fuera del closet, lo toman con un aséptico pañuelito de papel y lo arrojan al inodoro, como si fuera un pobre.


Se trata, en suma, de dos historias extraordinarias. La una, la saga de la enfermera ambiciosa, ilustra —o ilustraría si alguien se detuviera a relatarla adecuadamente— sobre el modo en que se construye el poder político y económico en nuestro país.


La otra, que comenzó como policial negro y termina como comedia bufa, nos muestra en forma desnuda y brutal la verdadera catadura de las clases dirigentes que nos gobernaron durante más de un siglo.


Con eso sobra para entenderlo todo.

6 comentarios:

lola dijo...

Estos pitucos no saben ni asesinar a alguien bien y tampoco encubrirlo bien

Moscón dijo...

¿Y la muerte del primogénito del Carlo?
¿Y el la de los Perel?
¿Y la masacre de Ramallo?
La lista de guarradas delirantes en haras de cubrir crímenes son groseras hasta por encima de la estupidez.

Unfor dijo...

Muy buenooo!
Lo que no tiene pie ni cabeza es que los veinte minutos posteriores al Boca-River lo justifican de haberse quedado a ver Independiente - Rosario Central.
Que únicamente vería (y en forma íntegra, en todo caso) una persona de a pie y de un solo apellido si es hincha de alguno de los dos clubes mencionados.
Se ve que la gente de doble apellido ve fútbol a destajo; un Platense-Atlanta lo pueden agarrar por diez minutos en el segundo tiempo.

Anónimo dijo...

Ustedes se meten con los García belsunce y con Romero Victorica porque son montoneros.

Unfor dijo...

Anónimo:
yo soy de Independiente y ahí te aclaro porqué me metí. Semejante desprecio de dedicarle solo 20 minutos a nuestro glorioso Rey de Copas.

martin dijo...

Lamento estos comentarios hechos desde la ignorancia! Pero beuno los doble apellidos despiertan cosas en als tripas y a lo mejor porque viven en un country vaya a saber porque la genete esta llena de odio y no logra ponerse en la piel de CIUDADANO y tratar de pensar PORQUE ESTE CASO TARDA TANTO? PORQUE TODA LA FAMILIA SE DEFIENDE A SI MISMA? PORQUE NO HAY MOVIL QUE LO JUSTIFIQUE? PORQUE EMPEZO ESTE JUICIO QUE ME PERIMTE A MI IGNOTO CIUDADANO COMENTAR? COMO SE SUPO? FUE ALGUN MEDICOQ UE DENUNCIO LA MUERTE O FUE LA FAMILIA( LA MISMA QUE ESTA SIENDO JUZGADA LA QUE HIZO LA DNUNCIA?) ahhhh no lo saben ESTUDIEN HAGANSE CIUDADANOS POR FAVOR MAÑANA LES PUEDE PASAR A USTEDES!

http://www.elmartillojudicial.com.ar/2011/05/13/%C2%BFquien-mato-a-maria-marta-garcia-belsunce/



LEAN ESTA DENUNCIA ESTA TODO EL EXPEDIENTE RESUMIDO: HAGANSE CIUDADANOS Y DEJEN DE SER REBAÑO DE LOS MEDIOS!



http://es.scribd.com/doc/56932366/Denuncia-de-Carlos-Carrascosa-ante-la-CIDH

Archivo del blog