viernes, 20 de mayo de 2011

LOS "INDIGNAOS", VIDRIOS DE COLORES EN EL REINO DE ESPAÑA

Hace minutos nomás, Zapatero ha prometio que no habrá más ajuste. Mientras él dure, porque si se viene Rajoy  no se sabe.
Ni siquiera vale la pena agregar un párrafo sobre el (ya anciano) derrape universal de la socialdemocracia. ¿Acaso Felipillo no es un relacionista de los capitales pirata del Reino de España? ¿Qué pasa que CN23 repite las noticias procedentes de la península como si estuviéramos ante la tan esperada revolución? ¿Por qué hay tanto sospechoso material publicitario audiovisual donde no se sabe si te están vendiendo un cambio social o una lata de atún en aceite?
Debe entenderse: por años, los españoles creyeron pertenecer al Mercado Común Europeo, como los griegos. Hubo mucha plata dulce, mucho lavado de dinero en la construcción de torres y barrios cerraos y hoteles ***** en Marbella y la Costa Brava. Hubo mucha plata fácil de Repsol, de Iberia, de Marsans y de Al Kassar.
El Mayo francés le llegó 45 años tarde a los españoles.
Ahora les cayó más del 20% de paro, y no hay seguro social que alcance.
Está bien que estén indignaos, y que se desfoguen. Pero recordemos por un momento qué sucedió con los indignaos alemanes luego del Tratao de Versailles, joder. Y sin irnos tan lejos y hace tanto tiempo, con los asamblearios caceroleros del 2001 en nuestro país.
La antipolítica es una máscara de la ideología de mercado, se vista de derecha o izquierda. Como afirma Tomás en Artepolítica: Así, abro la apuesta: si ese acampe va por el maximalismo de “la democracia de verdad donde todos seamos ciudadanos y los políticos nos escuchen”, en las próximas elecciones el Partido Popular saca el 60% de los votos y a otra cosa. La revolución seguirá en Twitter"

Una usted a un punk español con un antimonarquista español, y tendrá una revolución en el Primer Mundo.
Gracias, Néstor!!

.

4 comentarios:

Juan Salinas dijo...

Todavía es muy temprano para sacar conclusiones, pero me parece que en España, por el momento, no hay motivos para tener muchas esperanzas. Las diferencias entre el PSOE (que conserva la "o" de obrero, del mismo modo quye la UCR aliada a De Narváez sigue llamándose "radical" y Ramón Puerta "justicialista")el PP y otros partidos españoles son parecidas a las que hay entre los diarios: "El País" se vendió a los Estados Unidos; "El Mundo" al mejor postor; "La Vanguardia", a la burguesía catalana concentrada, y así. Con decir que el diario de izquierda es "Público" y acá lo imprime y distribuye Clarín... Los españoles viven adentro del discurso único, como si nosotros estuviéramos obligados a optar una y otra vez entre Méndez y De la Rúa... ¡Gracias Néstor!

Nando Bonatto dijo...

Comente el "neodestape " español en mi blog, soy como Ud ,esceptico, desconfio de seudo anarquismos inconducentes, pero de nuestro "quesevayantodos" algo quedo, no es lo mismo ,pero hay similitudes, como en Italia que tambien hay movimientos,el PSOE????
joder,con Felipe empezo a claudicar

HUINCA dijo...

Yo creo que se puede asimilar lo que pasa ahí con el 2001, en lo malo y en lo bueno. Y sé otra cosa: que de eso salió esto que estamos viviendo, contra todo pronóstico de aquellos tiempos. Sabemos que los que caceroleaban no querían la revolución, y que no son protagonistas de lo que vivimos ahora, pero -paradójicamente (ejem, cacerolas)-destaparon la olla de una corriente subterránea que crece y crece. Como dice Juan ¡gracias Néstor!

Mario Luis CARDOSO CERUSICO dijo...

Finalmente gano espectacularmente el PP en toda España. La revolución quedará en Twitter. Mientras tanto, ¡Gracias Néstor! Y sigamos construyendo ciudadanía argentina.

Archivo del blog