viernes, 22 de febrero de 2013

El gordo JAC se jactaba


En 1979, JAC admitía ante William H. Hallman y James Blyston, funcionarios  de la embajada de EEUU también conocida como La Casa, haber frecuentado tres Centros Clandestinos de Detención.
JAC es Julio Alberto Cirino, y a veces Jorge Abel Contreras. JAC. 
JAC era miembro pleno, especialista en seguridad, de la Fundación Pensar que preside Mauricio Macri y se ve a sí misma , la Fundación, como “la usina de ideas del Pro”. ¿Usted sabe que a esa usina se le caiga una sola idea?
JAC fue detenido por el juez Lijo gracias a la investigación iniciada hace unos años por la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación a cargo del doctor Eduardo Luis Duhalde, pero en un principio no se pudo probar su participación por una inconsistencia temporal.

Ahora la Sala II de la Cámara Federal formada por los jueces Cattani, Irurzún y Farah lo condenó a seis años de prisión por haber cometido crímenes de lesa humanidad.

JAC es “el gordo Cirino”, personal civil del Ejército que dirigió el Grupo de Tareas 7 de la Central de Reunión de Información (CRI) dependiente del hoy desactivado Batallón de Inteligencia 601 con sede en Callao y Viamonte. 
También trabajó como experto en seguridad en la embajada argentina en EEUU, con el rango de Secretario, durante el menemismo. Bien pagao.
Página 12 lo define como "topo", un topo de cabotaje.

JAC se jactaba de haber participado en la represión ilegal, y de la facilidad con que se funcionaba en el Estado con alias falsos. 
Reunió su “experiencia” en un libro. 
Argentina, país generoso. 
Estos tipos de la Fundación Pensar, como JAC, pretenden gobernarnos.

Archivo del blog