lunes, 12 de enero de 2015

Loni a wa ni gbogbo Naijiria (HOY TODOS SOMOS NIGERIANOS)


Casi en solitario, la cancillería argentina condenó la violencia en Nigeria mientras la ultraderecha europea e israelí se concentraba en París en homenaje a los 20 muertos franceses a consecuencia de ataques producidos por grupos ultraislamitas infiltrados por la "inteligencia" occidental y cuya violencia, en última instancia, refuerza la presencia militar de Europa Occidental y EEUU sobre los yacimientos petrolíferos de Oriente.
El comunicado de la cancillería argentina expresa: "Mientras el mundo sigue conmovido por los tres atentados terroristas ocurridos en París, 19 personas cayeron víctimas del terrorismo en la República de Nigeria. La Argentina condena este nuevo atentado [en Nigeria] con el mismo vigor y con las mismas convicciones que condena todos y cada uno de las criminales acciones del terrorismo internacional y honra sin diferencia alguna la condición humana de todas las víctimas". Según las últimas informaciones, las  mencionadas 19 víctimas son en realidad varios miles.
La situación en Nigeria (con 15.600 millones de barriles en reservas de crudo y más de 3 millones de m3 de gas natural ) es confusa y al parecer ya ha provocado miles de víctimas.

Una bomba adosada a una niña explotó en un mercado del la ciudad de Maiduguri, al nordeste del país. Murieron al menos 20 personas.
"Todas las víctimas son niños, a las niñas no las tocaron", precisó el comisario.
Un portavoz del Hospital de Damaturu, capital de Yobe, dijo que la cifra de víctimas confirmadas trepó al menos a 59 tras la llegada a ese centro de nuevos cadáveres y luego de que inicialmente informara de 29 fallecidos en el ataque.

Según el ABC de España, informaciones recogidas por la ONG Amnistía Internacional apuntan que el ataque perpetrado el pasado fin de semana por la organización armada Boko Haram en la ciudad de Baga el noreste de Nigeria podría haber sido el más letal jamás perpetrado por el grupo al haber dejado, según cifras todavía no confirmadas, más de 2.000 muertos. "Parece que el ataque contra la ciudad de Baga y localidades anexas podría ser el acto más letal en el catálogo de ataques cada vez más despreciables", según la nota de Amnistía.
La violencia religiosa en la ciudad de Jos, en el norte de Nigeria, ha provocado cerca de 500 muertos. Durante todo el fin de semana, los ataques de musulmanes de la etnia fulani contra los pastores cristianos de esta región han despertado los peores fantasmas del país. La cifra de víctimas es dificil de establecer con exactitud. La prensa local habla de 150 fallecidos, pero los datos del Gobierno multiplican ese número.

En el país actúa el grupo extremista islámico Boko Haram, que recientemente secuestró a unas 200 niñas por considerar que sus mentes habían sido confundidas por el cristianismo blasfemo. 


Nigera, la del Río Niger

Con 180 millones de habitantes, esta ex colonia británica (administrada en aquel entonces por la corporación privada Royal Niger Company) fue uno de los principales abastecedores de esclavos de las etnias yoruba (el título está escrito en ese idioma), fulani, bantú, igbo, etc. junto con Ghana, Tanzania y Guinea. De su territorio se separó Biafra hace unos 40 años, que fue y sigue siendo una de las zonas más pobres del planeta.
Una civilización, la occidental, que se divierte en satirizar cuestiones que los árabes consideran sagradas, también está habituada al uso de eufemismos para evitar lo innombrable. Los daños colaterales de hoy fueron hasta el siglo XIX el "comercio del ébano", como se denominaba al tráfico de esclavos de origen africano, practicado en especial por británicos, portugueses, holandeses y belgas. El ébano es una madera de origen africano de color intensamente negro.
En Nigeria se hablan más de 500 lenguas, lo que marca su condición de divisiñon administrativa colonial. La población se divide en partes iguales entre musulmanes y cristianos, con una leve mayoría de los primeros. 
En el norte del país se aplica la shaira o ley islámica.
La ley islámica condena severamente la homosexualidad, pena la falta de circuncisión, prescribe el uso de velo femenino y sacraliza la femineidad, etc. El rostro lampiño en los hombres es sinónimo de esclavitud. Un hecho que desconcierta a los occidentales es que en el mundo islámico existe la creencia generalizada de que el Corán no admite interpretaciones porque fue escrito por el propio Alah. Algunos lo toman como una tradición y otros lo creen al pie de la letra. ¿Pero en nombre de que superioridad podemos criticar esas creencias? 

En un futuro más o menos cercano, Nigeria puede seguir el camino de otros ex territorios coloniales anarquizados, entre los cuales Irak es el ejemplo más reciente. Si bien las potencias coloniales europeas dividieron esos territorios según sus propios intereses económicos y geopolíticos, el leninismo, como interpretación del materialismo histórico de Marx, fue tan enemigo de las nacionalidades como lo fueron los imperios occidentales.  La explosión de la URSS, Yugoslavia y Checislovaquia son buenos ejemplos de esta visión.

La división políitica de África y Asia es una dura herencia colonial que está explotando lentamente al ritmo de los intereses económicos. Pero si bien el petróleo es el gran motor del mundo, existen otras explotaciones que interesan a los imperios: desde el coltan y el litio a la hoja de coca y la amapola.
La época de la descolonización occidental comenzó luego de la Segunda Guerra Mundial, a la que le siguió la de la ex-URSS. La reunificación de Alemania no fue una equiparación económica del Oeste y el Este, por cuanto las regiones agrícolas de la ex-Alemania Oriental siguen siendo vasallas del Oeste industrializado.
En diciembre de 2014, el representante de la provincia de Nínive en el Parlamento iraquí denunció que EEUU entregaba armas al Estado Islámico (que conntrola parte de Irak) y algunos analistas creen que fue EEUU el creador del Estado Islámico para acabar con el gobierno sirio de Al Assad. Como se recordará, AlQaeda fue una operación clandestina de la CIA.

La crisis mundial del área dólar, la expansión de una Rusia decidida a reconstruir el paneslavismo, la emergencia económica de China asociada a Rusia, el estancamiento europeo, el terrorismo como arma de origenes clandestinos, auguran que estamos a las puertas de una nueva Guerra Fría.


Archivo del blog