sábado, 2 de abril de 2011

El pensamiento colonizado en la diversidad

En La Cosa y la Causa, la bloguera Eva Row defiende un punto de vista interesante sobre la pluralidad. No está en mi ánimo rebatirla ni mucho menos. Creo que Magnetto, o Macri, o Duhalde, o Menem, son la encarnación del Mal pero dicho esto en un sentido metafórico, muy lejos del cuestionamiento ético, moral o religioso. 
Creo firmemente (que es como escribir estoy convencido) que expresan el pensamiento colonizado, es decir, han asumido como propio el pensamiento del enemigo. No voy a entrar por eso en la discusión laclauiana sobre enemigo a adversario. Soy consciente de que Laclau es muy leído en el kirchnerismo y que es interesante su concepto gramsciano de hegemonía, pero no más que eso.
Hay cierta equivalencia en la misma lógica puritana que lleva a los yanquis a señalar un Eje del Mal cuando creemos que los personajes citados más arriba expresan algo semejante. 
De ser así, Mitre tendría el título de Primer Malvado Grosso en la historia argentina.
Asocié entonces con otros ejemplos de pensamiento colonizado que paso a detallar.

Cuando el Adolfo Rodríguez Sáa se presentó como candidato presidencial, algunos detectamos que parte de su plataforma electoral había sido levantada de internet mediante el procedimiento de copy & paste, no recuerdo si de la Wikipedia u otro site.
Si el hombre ya era un candidato para la risa...

Hace unos años (cinco, quizás seis) llegó a mis manos una información interesante: el Banco Mundial financiaba un programa conjunto entre la UBA y la Ciudad de Buenos Aires, dedicado a desentrañar las razones profundas del maltrato social. Creería que lo publiqué en la Revista Zoom cuando era conducida por el talentoso Adrián D’Amore, pero no lo encuentro en su archivo.
Un grupo de expertos en educación realizan encuestas en escuelas y villas de la ciudad de Buenos Aires a fin de “analizar las razones profundas que generan maltrato social”. Los gastos del programa los paga el gobierno argentino y se suman a la deuda externa. Entrevistan a padres de alumnos de primaria, habitantes de una villa miseria situada cerca de la estación Buenos Aires del Belgrano Sur y la cancha de Huracán.
El largo cuestionario contiene preguntas como estas:

-“¿Cuántos ambientes posee su vivienda?”
-“Está de acuerdo o desacuerdo si le digo: No quisiera que mi número de teléfono figure en guía. A veces tengo malos pensamientos. Los niños no deberían aprender a nadar. Los chicos deberían tener ropa para jugar y ropa para salir. Un chico en un charco de barro es una imagen feliz. Soy un fracaso total como persona”.
-“¿En que medida siente Ud. que su relación (con marido/esposa) es especial comparada con otras que ha experimentado?”
-“¿Cuándo Ud. y su pareja discuten, son serios los temas o problemas sobre los que tratan?”
-“Estoy (nada, algo, bastante, mucho) desasosegada”.
-“Me siento (nada, algo, bastante, mucho) oprimido/a”.
-“Me sucedió o me preocupó: tener gastos excesivos, tener exámenes, dificultades sexuales, problemas legales graves, compra o venta de alguna casa o piso, ascenso en el sueldo o el trabajo, traslado a una nueva casa”.
    
Esas preguntas sublevan, con solo ponerse en el lugar del sujeto interrogado, mujeres y hombres que en general no tienen nivel primario y viven en condiciones inhumanas.
Hoy venimos a enterarnos, gracias a una denuncia de la legisladora Gabriela Cerruti, que el Consejo de Derechos de los Niños de la CABA sugiere que todos los niños de la ciudad, incluyendo los de Soldati y La Boca, desayunen “fresas con cereal, zanahorias bebé, ramitas de broculi, rajas de queso cheddar, y jueguen al béisbol y kickball”, sobre todo si son “menores de 9 anos...”.
La titular del Consejo de Derechos de los Niños es Beatriz “Yiya” Orlovski de Amadeo, esposa de Eduardo Amadeo, notorio diputado A y exitoso consultor de multinacionales.
El Pensamiento Único tiene una notable capacidad para hacer de la estupidez un apostolado, encubriendo su carácter mortífero.
En este orden, internet también se ha convertido en un excelente vehículo para trasmitir el pensamiento colonizado porque la comunicación bien puede ser unidireccional. 

5 comentarios:

Moscón dijo...

Hay peones que aman a quien los desprecia porque les queda cómodo el sistema de castas.
Hay personajes enroscando en las altas esferas políticas que garcan a cuaquiera siempre y cuando esto signifique mérito para codearse con los que el cree merecer.
Colonizado o no,pelotudo inconciente o vivito sicópata,los que atentan contra el bien común encuadra perféctamente en la categoría de hijo de puta.

Jorge Devincenzi dijo...

TEXTO ORIGINAL DEL CUESTIONARIO SOBRE MALTRATO SOCIAL - How has your home environment? - Do you agree or disagree if I say I do not want my phone number listed in phone. Sometimes I have bad thoughts. Children should not learn to swim. The kids should have play clothes and outerwear. A boy in a mud puddle is a happy picture. I am a total failure as a person.- To what extent did you feel that your relationship (with husband / wife) is special compared to others that have experienced? - When you and your partner argue, are serious issues or problems that deal? -I am (nothing, something, very, very) uneasy.- I feel (nothing, something, well, a lot) depressed / a. - It happened and I was concerned: having excessive spending, take exams, sexual difficulties, serious legal problems, buying or selling a house or flat, rise in salary or work, move to a new home.

Ángeles del Hoyo dijo...

Un curioso cuestionario... o un cuestionario curioso? jaaa Muy buena su nota Devincenz.

Jorge Devincenzi dijo...

El cuestionario no es la creación de un individuo, sino una investigación oficial de los equipos técnicos del banco Mundial con sede en Washington. De donde fue traducido textualmente y enviado aquí, donde lo administran "investigadores" de la UBA

Ángeles del Hoyo dijo...

es que para algunas o muchas cosas aun seguimos siendo colonia, no es así?

Archivo del blog